“El CIE me pareció un centro penitenciario”

Por Javier Sánchez Salcedo

 

“Tardé un buen rato en procesar lo que estaba viendo. No sospechaba que fuésemos capaces de encerrar a personas de esa forma por el hecho de no tener documentación reglamentaria. El CIE me pareció un centro penitenciario. Las ventanas con barrotes y cercado como una prisión. Desproporcionado castigo por el mero hecho de no estar legalmente documentado”. John, vecino de Madrid, fue una de las personas que acudieron en la tarde del pasado miércoles a una concentración de apoyo a las personas privadas de libertad en el Centro de Internamiento para Extranjeros (CIE) situado en el barrio de Aluche. Conocía su existencia, pero era la primera vez que lo veía. “Tardé un buen rato en asimilarlo, puedes creerme”.

La lluviosa noche anterior 39 internos subieron a la azotea del edificio en señal de protesta y pasaron allí las horas reclamando, como mostraban en una pancarta, libertad.  La respuesta fue inmediata. Se corrió la voz y no tardaron en acudir a las inmediaciones del centro vecinos, organizaciones de la sociedad civil y cargos públicos, como muestra de apoyo y en busca de información sobre lo que estaba ocurriendo.

El acto de protesta acabó de forma pacífica y los internos volvieron al interior del edificio. Durante esa noche y a lo largo del día siguiente, los intentos de entrar en el CIE por parte de organizaciones como SOS Racismo y Karibu, o responsables públicos como el concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid y varios diputados estatales y regionales se encontraron con la negativa de la Policía. Tampoco pudieron acceder familiares de los internos y la comunicación telefónica no era posible, según informó eldiario.es.

 

Centro de Internamiento para Extranjeros
Centenares de personas se congregaron el miércoles frente al Centro de Internamiento para Extranjeros de Aluche (Madrid) para apoyar a los internos y pedir el cierre de los CIE / Fotografía: Javier Sánchez Salcedo

 

El miércoles a media tarde centenares de personas se congregaron frente al CIE para apoyar a los internos y denunciar la existencia de los CIE. “En Senegal conocí a personas que estudian español en la Universidad y cuando les preguntaba que por qué no venían a ampliar conocimientos aquí, me contaban que les ponían muchas trabas administrativas”, dice John. “Y no dejó de parecerme curioso porque incluso hablaban de lo difícil que resulta que les concedan visados para visitar España, cuando los españoles únicamente necesitamos comprar el billete de avión. Eso me parece muy injusto”.

Algunos participantes en la manifestación expresaron su temor a que hubiera represalias contra los internos que habían subido a la azotea la noche anterior. “Les van a pegar”, decía Jorge, que había llegado desde el barrio de la Elipa. Según ha publicado eldiario.es, algunos internos ya han denunciado que sufrieron maltrato físico tras la protesta. La Dirección General de la Policía lo ha negado.

 

Centenares de personas se congregaron frente al Centro de Internamiento para Extranjeros de Aluche para apoyar a los internos y pedir el cierre de los CIE / Fotografía: Javier Sánchez Salcedo
La manifestación fue convocada por organizaciones como SOS Racismo y formaciones políticas como Izquierda Unida con el objetivo de visibilizar la situación en los CIE / Fotografía: Javier Sánchez Salcedo

 

Mundo Negro ha hablado con Moha Guerehou, presidente de SOS Racismo, una de las organizaciones que viene denunciando desde hace tiempo que los CIE no deberían existir.

 

¿Cómo llega una persona a ser internada en un Centro de Internamiento para Extranjeros?

Las personas que están dentro de un CIE están por haber cometido una falta administrativa, que es no tener la documentación en regla. Una persona extranjera acaba ahí dentro a raíz de una redada racista, cuando se busca a personas con un perfil étnico. A raíz de esas paradas, si se detecta que está en situación irregular, puede terminar en el CIE.

SOS Racismo es una de las organizaciones que cuentan con permiso para hacer visitas en los CIE. ¿En qué condiciones se encuentran allí los internos?

Hemos venido denunciando las condiciones del CIE desde hace mucho tiempo. Las condiciones alimentarias, por ejemplo, son bastante malas, con comida en ocasiones en mal estado. Las condiciones sanitarias son deficientes. Muchas cuestiones se resuelven con un paracetamol  cuando requieren un análisis médico más exhaustivo. Tenemos el caso de Samba Martínez, una enferma grave, que pidió asistencia sanitaria durante mucho tiempo y acabó falleciendo por una falta clara de atención médica. También las condiciones de higiene son malas. Hace dos años llegó incluso a haber un brote de sarna. Estamos hablando de una enfermedad que podemos catalogar de la edad media y que se produjo aquí, en el CIE de Aluche.

 

Centro de Internamiento para Extranjeros de Aluche
Vista trasera desde el barrio de Aluche del Centro de Internamiento para Extranjeros / Fotografía: Javier Sánchez Salcedo

 

Aún hay gente que no sabe que existen estos centros. ¿Por qué?

Se debe a que es un segmento de la población muy reducido el que puede terminar en un CIE. Como no afecta a mucha gente, por eso está tan invisibilizado. Creemos que la labor de sensibilización es la única forma de hacer ver que estas personas que terminan en el CIE son nuestros vecinos, nuestros compañeros de trabajo y no completos desconocidos.

 

¿Qué alternativas a los CIE hay sobre la mesa?

Bueno, alternativa en sí misma no hay. Lo primero que queremos es el cierre de los CIE. Si hablamos de medidas que puedan sustituir la labor de los CIE podemos hablar de presentarse en un juzgado cada 15 días para firmar, hacer constar que estás aquí, que estás intentando regularizar tu situación, pero sin que se te prive de la libertad. Hay un control, pero no te privan de la libertad y no pisotean tus derechos.