CINE: Lucky, por Fofo Gavua

Por: Sebastián Ruiz-Cabrera - 28/11/2018

Título: Lucky.

Dirigida por Fofo Gavua.

País: Ghana.

Año: 2018.

Género: Tragicomedia.

Nota: El director nació en Calgary (Canadá) y se crio entre África occidental y Toronto, una mezcla explosiva que le acompaña en sus producciones de cine.

Imagine uno de esos días en los que según la Ley de Murphy, si algo puede salir mal, saldrá mal. Pues esto es lo que cada día experimenta Lucky (afortunado, en inglés), el personaje principal, interpretado por el actor Kumi Obuoabisa. Sin embargo, por primera vez, el desafortunado Lucky logra una cita con Nuttifafa (Jane Efya Awindor), la chica más popular de las redes sociales. Sin dinero en el bolsillo para tratar de impresionarla, el protagonista y Wadada, su mejor amigo, tratarán de obtener algo de liquidez vendiendo un ordenador portátil. Pero para ello se enfrentarán a una serie de desafortunados eventos que incluyen encuentros con pandilleros, estafadores y un taxista loco que no va a renunciar a su parte del premio. ¿Conseguirán su objetivo?

Sin duda, este trabajo del director Fofo Gavua es una tragicomedia que sigue a dos jóvenes mientras intentan sobrevivir a la implacable diatriba del trauma que puede suponer ser un ciudadano de Accra, la capital de Ghana. En este camino, el espectador tendrá la suerte de observar al país con una lente polarizada examinando el estilo de vida y la cultura de los más jóvenes que viven atrapados en un mundo salpicado de incoherencias entre lo digital y la vida real.

Lucky, que se estrenaba en los cines de Ghana el pasado septiembre batiendo récord de audiencias, presenta una colección de viñetas que resalta diversos aspectos sociales; pero sobre todo, evidencia los desafíos de sobrevivir en una gran capital africana, consiguiendo que el público se traslade a un mundo inquietantemente familiar, lúcido y tangible. Una fotografía honesta y refrescante sobre las dinámicas de una juventud que convive con las exitosas campañas de publicidad en internet, impulsadas principalmente por el amor fugaz y las apariencias.