Los discos africanos del año (vol. 2)

Volvemos la carga con la segunda entrega del repaso a los discos de los que hemos hablado en la revista durante 2016. Un menú de lo más variado con el bajista camerunés Richard Bona, el nigerino Omara Moctar, alias Bombino, la mauritana Noura Mint Seymali, la sudanesa Alsarah & The Nubatones, el nigeriano Seun Kuti, la banda de Benín Orchestre Poly-Rythmo de Cotonú y dos recopilatorios: uno de éxitos musicales de África del Este entre 1972 y 1982, y otro que recoge a una selección de los mejores intérpretes de la música tradicional de Cabo Verde, la morna.

Y no te pierdas la entrada Los discos africanos del año (vol.1). 


Richard Bona & Mandekan Cubano
“Heritage”
QWEST RECORDS

El bajista, vocalista y compositor camerunés Richard Bona lanza este mes el que será su décimo disco. El nuevo trabajo titulado Heritage, con el que suma casi dos décadas de aclamada trayectoria internacional, retoma los sonidos de ida y vuelta aderezado con el quinteto Mandekan Cubano. El álbum ha conseguido crear un registro afrocubano que reivindica las tradiciones musicales de África y el Caribe.

 


Bombino
“Azel”
PARTISAN RECORDS

Nacido en pleno desierto del Sahara, el nigerino Omara Moctar, alias Bombino, se ha convertido en el gran renovador de la música tuareg. Atrás quedan sus años de guía turístico porque este virtuoso de la guitarra eléctrica regresa con Azel, una mezcla de sus habituales trances eléctricos con los ‘riddims’ jamaicanos, algo que el artista define como touareggae. Bombino invita a los jóvenes tuareg a que no olviden sus raíces.

 


Noura Mint Seymali
“Arbina”
GLITTERHOUSE RECORDS

Comparado con los vecinos Malí y Senegal, Mauritania ha gozado de poco reconocimiento internacional por su música, pero Noura Mint Seymali tiene la intención de poner el foco mediático en su tierra natal. Su primer lanzamiento internacional fue Tzenni publicado en 2014. Ahora nos trae Arbina que mantiene intacta su condición de poeta oral (griot) con sonidos árabes modificados con lo eléctrico, blues del desierto y reggae.

 


Varios
“Urgent Jumping!”
STERNS AFRICA

Tras 30 años de especialización en músicas africanas, la discográfica Sterns Africa ha editado 27 joyas musicales presentadas en dos discos que muestran algunos de los éxitos musicales de África del Este entre 1972 y 1982. Algunos títulos pueden resultar extraños al oído europeo, aunque otros están ahora encontrando su camino de nuevo en las discotecas del continente. Una colección que te hará mover el esqueleto.

 


Alsarah & The Nubatones
“Manara”
WONDERWHEEL RECORDINGS

Alsarah & The Nubatones están de vuelta con su segundo álbum titulado Manara en el que han ahondado en unos sonidos que ellos mismos han acuñado como retro-pop-africanos. En este nuevo trabajo, la banda ha decidido explorar las historias de la inmigración en una atmósfera global de rechazo al extranjero. La sudanesa Alsarah afincada en Estados Unidos se mantiene fiel a sus musas: la costa este africana y la diversidad de sus sonidos.

 


VV.AA.
“Mornas de Cabo Verde”
LUSAFRICA

El sello francés ha recopilado a algunos de los mejores artistas representantes de la música tradicional de Cabo Verde: la morna. Sería Cesária Évora –quien siempre cantaba descalza en sus conciertos– la artista que internacionalizaría este estilo arraigado entre aguas atlánticas. En este trabajo se presenta a clásicos como la propia Évora y Teofilo Chantre, pero también a nuevos talentos como Elida Almeida o Ceuzany.

 


Seun Kuti
“Struggle sounds”
SONY MUSIC

El nigeriano Seun Kuti, hijo de la ya fallecida leyenda del afrobeat Fela Kuti, acaba de lanzar un nuevo disco coproducido por Robert Glasper y grabado con la mítica banda de su padre Egypt 80. El álbum contiene 25 minutos de compromiso con solo tres canciones, aunque mantiene los ya habituales mensajes sociales y políticos que suelen acompañar a la discografía de Seun: “Sonidos de lucha”, “Devolvedme mi voto” y “Sueños africanos”.

 


Orchestre Poly-Rythmo
“Madjafalao”
BECAUSE MUSIC

No se tomen la molestia de preguntarse si es mejor quemarse en los escenarios o desvanecerse en la cúspide de la ola. Casi 50 años después del inicio de su carrera, la banda de Benín, Orchestre Poly-Rythmo de Cotonú, está de vuelta con otro álbum, impulsados por la convicción de que la vejez no va con ellos. Con Madjafalao rinden tributo a una carrera condimentada con estilos como el funk, el afrobeat, la rumba o la música vodun.