Miss Mama Kilo: Brazzaville acoge un certamen de belleza que rompe con el estigma del sobrepeso

Concursante de Mama Kilo maquillándose

El concurso Mama Kilo se celebra desde hace siete años en Brazzaville, la capital de Congo.

 

Acostumbrados a los desfiles en los que las modelos cimbrean en el límite de la anorexia, en la capital de República de Congo un grupo de 18 mujeres participan en un concurso en el que el sobrepeso no es un tabú. 

 
Texto y fotografías: Patrick Meinhardt

 Rossine Assemekang nunca entendió el ideal de belleza occidental. Para esta emprendedora congoleña, las mujeres altas y delgadas que desfilan por las grandes pasarelas de Londres, Nueva York, Milán, París o Madrid no representan a la mujer africana. “Nuestras mujeres tienen curvas, cinturas anchas. A los africanos les gusta la femme forte”.

 

Concurso Mama Kilo en Brazzaville

El concurso Miss Mama Kilo se celebra desde hace siete años en Brazzaville, la capital de Congo. / Foto: Patrick Meinhardt

 

Mientras Europa lucha contra la anorexia –Francia, siguiendo el ejemplo de Israel en 2013, aprobó recientemente una ley que prohíbe las modelos excesivamente delgadas, exponiendo a las agencias y promotores que las usen a elevadas multas e, incluso, a penas de cárcel–, África aboga por un ideal de belleza completamente opuesto. El sobrepeso no es un estigma para las mujeres. Hace siete años Rossine decidió crear un certamen de belleza con la idea de enseñar al mundo que las mujeres con sobrepeso eran igual de capaces de desfilar por una pasarela. Había nacido Miss Mama Kilo.

 

Concurso Mama Kilo en Brazaville, Congo

Las 18 candidatas a reina no son modelos profesionales, ni pretenden serlo. / Foto: Patrick Meinhardt

 

Stella Amoussou es una comerciante con una pequeña tienda de cosméticos en el centro de Brazzaville, capital de República de Congo. Originaria de Porto Novo, esta beninesa se mudó a Brazzaville hace 15 años en búsqueda de oportunidades y una vida mejor. Su tienda de productos cosméticos es una de las muchas que se pueden encontrar por los caóticos mercados del África subsahariana: calles sin asfaltar repletas de puestecillos en las que con paciencia y perseverancia uno puede encontrar de todo. Entre su clientela se encuentra Rossine, quien no dudó en reclutar a Stella para el certamen.

Concurso Mama Kilo en Brazaville, Congo. Patrick Meinhardt

La participación es gratuita y no se excluye ninguna nacionalidad. / Foto: Patrick Meinhardt

 

Miss Mama Kilo no es un concurso de belleza cualquiera. Las 18 candidatas a reina no son modelos profesionales, ni pretenden serlo. Son profesoras, comerciantes, peluqueras o cocineras a las que se ofrece la oportunidad de desfilar en uno de los hoteles mas exclusivos de Brazzaville, el Olympique Palace Hotel, ante la atenta mirada de personalidades y medios de comunicación nacionales e internacionales. La participación es gratuita y no se excluye ninguna nacionalidad. Buena prueba de ello es la prevalencia de candidatas nacionales así como de la vecina República Democrática de Congo, aunque la reciente política de visados enfatiza la falta de entendimiento entre estas dos naciones separadas por el río que les da nombre. Pero sus candidatas son ajenas a las relaciones bilaterales de sus países. Estas mujeres no compiten. Exhiben con orgullo su físico y defienden un ideal de belleza en el que occidente se adentra poco a poco.

 

Jurado del concurso Mama Kilo en Brazaville

El desfile tiene lugar en el Olympique Palace Hotel, uno de los hoteles más exclusivos de la capital. / Foto: Patrick Meinhardt

 

En su séptima edición, este certamen se ha convertido en uno de los eventos más exclusivos de Brazzaville. Las entradas para el público asistente van desde los 80 hasta los 160 euros. Todo ello para ver a 18 candidatas de entre 100 y 170 kilos de peso que representan, con orgullo, a sus países: República de Congo, República Democrática de Congo, Angola, Benín y República Centroafricana, y que desfilan en nombre de una belleza que, en África, no entiende de pesos y medidas.

 

Concursante de Miss Mama Kilo, Brazaville.

Las mujeres que participan en Miss Mama Kilo exhiben con orgullo su belleza. / Foto: Patrick Meinhardt

Colabora con Mundo Negro