Cuatro días para alumbrar un país

Por José Naranjo

Omar tiene 23 años y es músico. “Hoy es el día más feliz de mi vida, esto es como el paraíso en la Tierra”, asegura con una sonrisa. Es 22 de enero por la noche y Omar, junto a cientos de gambianos, se encuentra justo delante de la puerta del Palacio Presidencial de Banyul, rodeado de blindados y soldados senegaleses que han sido recibidos con vítores y aplausos, como héroes, como libertadores. Yahya Jammeh ya es historia y la alegría se vuelve contagiosa en este pequeño país que, en cuatro frenéticos días, ha hecho posible que el club de dictadores africanos pierda a uno de sus miembros más ilustres.

Leer más

El desafío gambiano

Por José Naranjo (Banyul)

Gambia no levanta cabeza. Después del ‘viaje’ de ida y vuelta protagonizado por Yahya Jammé, que pasó en un suspiro de reconocer su derrota a poner en duda los resultados de las elecciones presidenciales, el país vive con la incertidumbre de no saber qué pasará: si al final el hasta ahora presidente cederá el sillón de mando al vencedor oficial de los comicios, Adama Barrow, o pondrá todos los impedimentos posibles para que lo que parecía una transición democrática normal se convierta en una crisis de efectos impredecibles. De momento ni la mediación de la CEDEAO –que ha amenazado incluso con una intervención militar si Jammeh no cede– ha hecho desistir al hasta ahora jefe del Estado, cuyas presiones podrían haber provocado incluso la salida del país del presidente de la Comisión Electoral gambiana, Alieu Momar Njai, según han señalado diversas fuentes. Desde la capital gambiana, José Naranjo nos explicaba en el último número de la revista Mundo Negro lo que sucedió en el país tras la histórica votación.

Leer más