En busca de un nuevo discurso

en |

Encuentro online Migraciones y hospitalidad





«Para que exista hospitalidad es necesario un cambio en el discurso sobre el fenómeno migratorio». Con esta frase se podría resumir el Encuentro digital Migraciones africanas y ¿hospitalidad?, que organizó MUNDO NEGRO este miércoles, 3 de febrero, y en el que participaron Itziar Ruiz Giménez, doctora en Relaciones Internacionales en la Universidad Autónoma de Madrid y coordinadora del Grupo de Estudios Africanos (GEA); Seydou Diop, miembro de la Asociación de Nuevos Ciudadanos por la Interculturalidad y portavoz de la campaña #RegularizaciónYa; y el P. Rafael Pérez, misionero comboniano y miembro de la Asociación de Acogida y Socialización AMANI, de Granada.

Ruiz Giménez insistió durante su intervención en la necesidad de elaborar un nuevo discurso sobre las personas en movimiento, algo en lo que tienen responsabilidad tanto los medios de comunicación social como la clase política. En su opinión, son intolerables las connotaciones con las que se ha dotado a la palabra «migración», unas connotaciones que justifican, posteriormente, cómo se gestiona la realidad migratoria. Estaríamos ante un círculo vicioso en el que se alternan factores jurídicos, políticos y mediáticos y en el que las grandes perjudicadas son las personas que migran.

Seydou Diop relató su proyecto migratorio, que le llevó de su Senegal natal a Libia, desde donde pasó a Italia para culminar en España. En la actualidad se encuentra trabajando y viviendo en Lepe (Huelva), donde se encuentra una de las comunidades de migrantes procedentes de África subsahariana más numerosas de España. Diop ha recordado las dificultades que han tenido durante la pandemia, cuando varios campamentos donde viven numeras personas migrantes, temporeros que trabajan en la recogida de la fruta, sufrieron incendios y ataques. El portavoz de #RegularizaciónYa recordó que «a nadie le gusta estar lejos de sus familias» y que los principales responsables de las penurias de las personas migrantes son los países del Norte.

El P. Rafael Pérez explicó los orígenes y antecedentes de AMANI, y se centró en detallar la estructura y el funcionamiento de esta asociación, con la que actualmente  colaboran 27 profesores y profesoras más una veintena de voluntarios. Según explicó el misionero comboniano, la dinámica de trabajo de AMANI se basa en dos verbos: «actuar y denunciar», y que entran en escena «cuando hay un vacío administrativo». «Nosotros no queremos suplantar a la Administración», enfatizó el P. Rafael Pérez.

Fueron dos horas de reflexión sobre las migraciones que sirven como anticipo para el 33º Encuentro África que se celebrará, si las condiciones sanitarias lo permiten, el próximo mes de mayo.

Para que exista hospitalidad, ¿debemos cambiar el discurso? Esa fue la pregunta que quedó abierta al término del encuentro, y a la que políticos, periodistas y ciudadanía deberán dar respuesta.

Colabora con Mundo Negro