Algo pasa con los fulani

Por Chema Caballero

Los fulani, también conocidos como fula (principalmente en los países que fueron colonias inglesas), peul (en las ex colonias francesas) o fulbe (como les llaman los pueblos mandingos), constituyen, quizás, el pueblo nómada más grande del mundo. Tradicionalmente se han dedicado al pastoreo y al comercio. Habitan en la zona del Sahel, sobre todo en Malí, Guinea, Camerún, Senegal, Níger, Burkina Faso, Guinea Bissau y Benin, y en menor medida en Ghana, Mauritania, Sierra Leona, Togo, República Centroafricana y Chad. Están emparentados con los hausas que residen, sobre todo, en el norte de Nigeria.

Leer más

África en dos minutos: el podcast (80) 

Con este podcast, de tres minutos en vez de dos, hacemos un resumen citando algunas de las noticias más destacadas del continente en 2016.

Leer más

Malí, la paz descarrilada

Por José Naranjo

Fue una carnicería. El pasado 19 de julio, decenas de hombres armados a bordo de pick-ups se abalanzaron por sorpresa sobre el cuartel militar de Nampala dejando tras de sí un rastro de 17 soldados muertos y una treintena de heridos. La noticia podría parecer incluso banal en el escenario de violencia en el que se mueve el norte de Malí desde el año 2012. Un ataque más, un nuevo atentado. Sin embargo, no es así. Además de su dimensión en cuanto a número de muertos, su relevancia procede del hecho de que Nampala es solo la punta del iceberg de una oleada de insurgencia que ha saltado los confines del norte y se extiende por el centro del país –en las regiones de Ségou y Mopti–, y en la que, una vez más, se entremezclan los agravios étnicos, eterno telón de fondo de este conflicto, y el terrorismo de corte yihadista, que explota con maestría y en su propio beneficio las rencillas intercomunitarias.

Leer más

De Malí en peor: los retos de un país en crisis

Por José Naranjo, desde Bamako

El 20 de noviembre, Malí volvía a las primeras páginas de los periódicos de todo el mundo por un ataque terrorista en el hotel Radison Blu, de Bamako, que se cobraba 22 víctimas mortales, entre ellas las de los dos atacantes. La proximidad en el tiempo de los atentados de París, una semana antes, y la presencia de decenas de occidentales en el establecimiento hotelero dieron relevancia mediática a la acción. Sin embargo, este país africano lleva años sufriendo los embates violentos de radicales y grupos rebeldes.

Leer más