Ángeles Jurado recomienda «Camarada Papá», de Armand Gauz

en |

Es periodista en el equipo de Comunicación de Casa África. Redactora de «África no es un país» y «Planeta Futuro» –en El País–, ha colaborado con Afribuku, El orden mundial o MUNDO NEGRO. También ha hecho traducciones.

Libro recomendado por la entrevistada

En el tiempo que pasó entre que Ángeles Jurado contestó que sí a recomendar un libro en ­MUNDO NEGRO y que propuso uno en concreto, pensé que empezaba a no ser tan difícil que se repitieran las propuestas. Hice una lista con los que ya habían aparecido en «­Lectura Africana»: 43 lectores con sus 43 libros, hasta el momento. Era imposible, sin embargo, que la propuesta de Jurado hubiera coincidido con alguna: «Camarada Papá se acaba de publicar. Es el segundo de la colección Libros del Baobab y he colaborado en su traducción junto a Pedro Suárez Martín», me dijo. La periodista, solo ocasionalmente traductora, insiste en que buena parte de la precisión y del peso de la traducción se debe a su compañero de tarea, responsable también del primer libro de Gauz, Cobrar por estar de pie.

Jurado ya seguía y conocía al autor desde hacía tiempo. «Leí su primera novela en francés y me gustó mucho. Aparte de ser un escritor maravilloso es un tipo muy interesante y polifacético, alguien digno de prestarle atención. En Casa África montamos un proyecto de 12 relatos urbanos y le pedí un cuento. El año pasado trabajaba en la coordinación de la Feria del Libro de Las Palmas de Gran Canaria y lo invitamos. Hablamos con él, lo llevamos a participar a un club de lectura con los internos de un centro penitenciario…», dice la periodista, que destaca la libertad con la que obra y escribe Gauz. «Es un espíritu libre. Hace en Twitter una especie de aforismos con juegos de palabras en francés y es brillante. Se muestra ajeno a las críticas. Por ejemplo, cuando detuvieron a Laurent Gbagbo –­expresidente de Costa de Marfil– y lo llevaron al Tribunal Penal Internacional, él apareció en la televisión francesa con una camiseta del político rompiendo los barrotes de la cárcel. Eso en Francia podría haberle penalizado muchísimo», añade. 

Camarada Papá es la segunda novela del marfileño y cuenta dos historias en paralelo: la de uno de los primeros franceses iniciando la colonización en la zona que ahora es Costa de Marfil, y la de un niño de padre marfileño que nace en Países Bajos y crece en una familia comunista muy activista. «Habla de la familia, de la identidad, de la colonia… Frente a la actitud de los colonos que podía ser, en el mejor de los casos, la de gente que sentía cierto cariño por los africanos, pero desde la superioridad moral y la condescendencia, si no, los despreciaban o estaban allí para hacer dinero y tener poder, el personaje que propone se desmarca de ambos grupos. Él llega, aprende un idioma y se integra en un plano de igualdad. En cuanto al niño de la otra historia, tiene metido el dogma comunista con expresiones como “esbirros del capital, capitalismo apátrida y asesino”, etcétera; vive en el barrio rojo de Ámsterdam y su única amiga es una prostituta… Es un niño atípico que va con su carga ideológica a todas partes. Lo que tienen en común es que son personajes que no encajan en ningún sitio e, independientemente de lo que pasa a su alrededor, son honestos, aprenden, evolucionan y tienen una identidad con la que trabajan y que, al final, los hace simpáticos», cuenta la periodista. 

«Quien conozca el contexto de Costa de Marfil y sepa un poco de historia, encontrará un libro maravilloso. Gauz escribe mediante muchas capas muy complejas. Es como cuando ves una película de dibujos que no es solo para niños. Tiene diferentes niveles y un niño pilla unas cosas y un adulto otras», dice, sumando razones por las que recomendar precisamente este libro. Aquí una más: «Todo está vinculado. Leer un libro como este es bueno para comprender lo que pasa hoy».

Imagen de portada: Mamadou Gomis

Colabora con Mundo Negro