CINE: Watu Wote: All of Us, por Katja Benrath

Por: Sebastián Ruiz-Cabrera - 20/04/2018

 

Título: Watu Wote: All of Us
Dirigida por Katja Benrath.
País: Alemania, Kenia.
Género: Cortometraje ficción.
Nota: Basado en una historia real ocurrida en diciembre de 2015, fue rodado íntegramente en Kenia, concretamente en Mwingi, Magadi y en la capital, Nairobi, con un elenco de actores locales.

 

El titular podría ser «El terror de Al Shabab estuvo nominado a los Oscar». Pero esta vez solo se trata del titular. Esta historia de tan solo 22 minutos que compitió por la preciada estatuilla en la categoría de mejor cortometraje es un soplo de aire fresco. Un puntapié a la retórica racista de Trump y a los discursos bañados en fuego de algunos líderes incitando al odio contra el «otro». Un ejemplo, uno más, de que no se trata de un conflicto religioso sino de terrorismo. A secas. La película Watu Wote: All of Us, dirigida por la alemana Katja Benrath, escrita por Julia Drache y producida por Tobias Rosen, cuenta los hechos reales de diciembre de 2015 que sufrieron los pasajeros de un autobús que se dirigía a Mandera, una pequeña ciudad en el noreste de Kenia, frontera con Somalia. El grupo terrorista Al Shabab intentó replicar el modelo de asalto y reivindicación que llevara a cabo un año antes (noviembre de 2014) en el que asesinó a los cristianos del autobús, después de separarlos de los musulmanes. Una masacre con 28 fallecidos.

Pero en esta ocasión no fue así. Los pasajeros musulmanes se negaron a cumplir con la demanda de los asaltantes de que identificaran a los cristianos entre ellos, salvándolos de una muerte casi segura. Incluso después de que los terroristas amenazaran con disparar, los musulmanes protegieron a sus hermanos y hermanas e incluso les dieron atuendos religiosos para que no fueran identificados fácilmente. Valentía. Amor. No obstante, murieron dos personas y otras tantas resultaron heridas. La ansiedad incesante creada por el conflicto persistió hasta que un día los pasajeros demostraron que la fe y la solidaridad pueden prevalecer sobre los actos de terror y violencia. Un cortometraje basado en hechos reales y con un tratamiento fotográfico muy cuidado.