Dinero móvil en crecimiento

en |

Kenia, Costa de Marfil, Senegal y Sudáfrica son los cuatros países que cuentan con las oportunidades más sólidas de crecimiento para el dinero móvil dentro de África, afirma el informe Las perspectivas de cambios en los operadores de telecomunicaciones: enfoque en los servicios financieros móviles (Les perspectives d’évolutions des opérateurs télécoms: focus sur les services financiers mobiles).

El documento ha sido realizado por Mazars, una empresa internacional de origen francés especializada en auditoría, contabilidad, fiscalidad y consultoría empresarial. En él se revela que estos cuatro países tienen el índice de pagos móviles más altos del continente.

El dinero móvil es una tecnología que permite a las personas recibir, conservar y usar dinero mediante su teléfono móvil. También se le suele conocer por monedero móvil o por el nombre de la plataforma específica. Hay más de 260 de estos por todo el mundo, aunque los más populares están en Asia, América Latina y África.

Un claro ejemplo es M-Pesa, una plataforma lanzada por Safaricom, la compañía telefónica más importante de Kenia en 2008. Según datos de la propia compañía, el 73% de la población adulta del país usaría este servicio y movería casi millón y medio de euros al mes. Transferencias de dinero, pago de servicios, de colegios o universidades, de restaurantes… con solo marcar un número de teléfono es ahora posible para miles de personas que normalmente no tienen acceso a servicios financieros. Un sistema que en África ha cambiado la forma de hacer negocios y genera nuevas iniciativas comerciales que se convierten en oportunidades económicas para los habitantes del país.

Igualmente, la petición y concesión de microcréditos está cada vez más ligada a estos servicios. Rapidez y facilidad favorecen la puesta en marcha de innovadoras iniciativas, muchas de ellas en manos de mujeres y jóvenes que son los principales usuarios de estos servicios en todo el continente.

El informe de Mazars deja claro que China ocupa el primer lugar en el mundo en el uso del dinero móvil. Kenia aparece en octava posición, justo detrás de Francia y un puesto por encima de España. Costa de Marfil está aparece en la décima y Senegal y Sudáfrica en la 14 y 15. Sorprende que estos países estén por encima de otros con mayor índice de desarrollo como México o India. Sin embargo, es Ghana el país donde más rápidamente crece el uso del dinero móvil.

Son muchos los factores que concurren en este fenómeno. Pero, quizás, entre todos ellos destaque la fuerte tasa de penetración de los teléfonos móviles en África subsahariana lo que hace posible el uso generalizado de los servicios de dinero móvil, particularmente en las zonas rurales, las más afectadas por la carencia de servicios financieros. También es digno de destacar el esfuerzo regulatorio realizado por muchos Estados para ordenar el sector y facilitar su funcionamiento, al mismo. Igualmente el enorme despliegue de las infraestructuras de telefonía móvil favorece este servicio.

El estudio también reconoce que la llegada de la tecnología 5G representará un salto cuántico en el mundo digital que colocará a las compañías de telecomunicaciones en el centro de los desarrollos futuros. «Con el lanzamiento de los datos 5G, se pueden generar, procesar y utilizar para crear valor en el servicio de los usuarios sin retraso apreciable». La velocidad a la que 5G hace que los datos sean viables abre la puerta a una revolución de las telecomunicaciones donde los servicios financieros móviles tienen un papel que desempeñar.

La tecnología 5G llega en el momento en que se constata que el pago a través de teléfono móvil todavía cuenta con una buena capacidad de crecimiento.

Fotografía: USAID Digital Development

Colabora con Mundo Negro