Fognon Maïmouna Koné

en |



Emprendedora social y activista feminista

Su determinación no le ha permitido dudar nunca. Por eso, cuenta en las charlas en las que explica los comienzos de DYNEXAFRICA (Dinámicas y Excelencia de África, por sus siglas en francés) que «la gente me dice a menudo, “tienes mucho dinero, ¿no tienes nada más importante que hacer? ¿Acaso la robótica alimenta al hombre? Has nacido en el país equivocado” Y es duro escuchar estas reflexiones de personas con estudios, pero es la realidad. La gente prefiere invertir en diversión antes que en formación».

Jurista de formación, locutora de radio, modelo, pero sobre todo promotora de una iniciativa en la que ya se han formado 1.000 niñas y jóvenes de Costa de Marfil para hacer carrera en STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas), Moaïmouna Koné (@MaileenCauney) ha recorrido las principales ciudades de su país para que las estudiantes de entre 11 y 18 años tengan una referencia que les ayude a creer que es posible que una niña estudie ciencias.

La iniciativa consiste en que durante un trimestre, además de las clases habituales de la escuela, los miércoles por la tarde acudan al centro de DYNEXAFRICA en el barrio Abobo de Abiyán para realizar módulos de informática (software, hardware y herramientas de productividad), robótica (ensamblaje y programación), drones (diseño, ensamblaje, pilotaje, electricidad y mecánica) y código, que imparten profesores voluntarios.

El compromiso de las niñas y jóvenes para acudir a la formación se traduce en una presencia de un 99 %, muy lejos del habitual absentismo escolar en el que caen las menores cuando empiezan a ocuparse de ayudar en casa. Bajo una óptica de «solidaridad femenina» y de «transferencia generacional», -Maïmouna Koné ha logrado implicar a madrinas que apoyan económicamente el proyecto, como también lo hacen importantes empresas extranjeras de informática y móviles. 

«Tengo la impresión de estar aportando algo a mi comunidad, me siento útil. No vivo, sino que existo», explicó después de haber organizado en agosto de 2019 la primera edición del Foro Niñas STEM África en Abiyán, la capital económica de Costa de Marfil. Un encuentro en el que las jóvenes mostraron su talento y manifestaron su deseo de hacer estudios superiores de STEM porque el 80 % de los futuros empleos se desarrollarán en estas disciplinas. 

Un año después de su creación,  el proyecto DYNEXAFRICA ganó el concurso de robótica que organiza la embajada de EE. UU. en Costa de Marfil. Un momento importante en el que Maïmouna Koné reconoció que las dos mujeres que han marcado su vida son su hermana mayor, que se sacrificó para que las más pequeñas pudieran estudiar, y Michelle Obama porque «representa a la mujer fuerte, comprometida y ambiciosa en la que estoy trabajando para convertirme algún día».

Un deseo en parte ya realizado porque está consiguiendo que las niñas confíen en que pueden realizar estudios de disciplinas técnicas que hasta ahora solo se planteaban los niños; aunque aún queda camino para que «ellas lleguen a ser su propio jefe en esos campos y puedan aprovechar que ya tienen la base para crear sus propias páginas de internet y las aplicaciones que se les ocurra desarrollar». Dice que Costa de Marfil podría convertirse en el nuevo Singapur si se apoya a las menores en estas disciplinas porque, como recuerda, «África está en constante desarrollo».   



Ilustración de Tina Ramos Ekongo

Colabora con Mundo Negro